Bodas de Lujo
Leave a comment

Cómo Elegir el Vestido Perfecto para tu Boda en la Playa

How to Choose the Perfect Beach Wedding Dress

Elegir el vestido perfecto para tu boda en la playa no es tan fácil como suena, pero es quizás uno de los momentos más agradables e icónicos del proceso de planificación, junto con revisar todas esas revistas brillantes y elegir la ubicación perfecta. Es un proceso técnico, sin embargo, la búsqueda de un vestido que sea cómodo en el ajuste, dentro del presupuesto y, quizás lo más importante, de acuerdo a tus deseos y estilo. Hay algunas cosas que puedes considerar mientras  buscas ese vestido de boda icónico para la playa, así que date tiempo de leer estos consejos para encontrar el mejor vestido para tu boda frente al mar.

No comprometas el estilo

Don’t Compromise on Style

En primer lugar, recuerda que casarse en una playa no debe necesariamente significar que estén muy restringidas tus opciones de vestido de novia. Ciertamente el que puedes elegir será ligeramente diferente al que usarías si te estuvieras casando en una iglesia, pero todavía puedes tener ese vestido sexy, ajustado o tradicional que quieres. Sólo ten en cuenta que debes elegir uno en el que seas capaz de moverte fácilmente en la arena, y que no te castigue demasiado en el calor (lo cual se puede resolver con una ceremonia nocturna en los meses de invierno en México). La mayoría de estos factores pueden ser resueltos por el tipo de material que uses más que por el diseño o estilo del vestido. También puedes usar un vestido de cola larga, por ejemplo, pero sería inteligente uno más corto, pues un largo podría recoger suciedad de la arena y mojarse si te tomas fotografías a la orilla del mar.

¿Vestidos de boda vaporosos y caprichosos?

Floaty, Whimsical Wedding Dresses

Vestidos vaporosos y frágiles es lo que generalmente la gente piensa cuando se le dice que habrá una boda en la playa. Esto es porque, muy probablemente, todos tenemos esta idea de que una boda de playa es más relajada, bohemia y caprichosa. Pero estos femeninos y encantadores vestidos tienen otros beneficios, son prácticos cuando se trata de una boda en la playa, pues no sólo son menos opresivos ante el calor y la luz del sol que, por ejemplo, un vestido largo de seda y algodón, sino que también serán menos restrictivos de tus movimientos en la arena.

Un Coqueto Vestido Corto

A Flirty Short Number

Las novias más jóvenes, o no tan jóvenes pero con piernas impresionantes, a menudo optan por un vestido de boda de playa más moderno y corto. No sólo son contemporáneos y divertidos, sino son ideales para clima cálido. Estos vestidos cortos dejarán circular el aire alrededor de tus piernas y te mantendrán más fresca durante la ceremonia, además de proporcionarte un toque de diversión en tu gran día. Si llegas unos días antes de la ceremonia, también tendrás tiempo suficiente para obtener un poco de bronceado y disfrutar un masaje de piernas en el Village Spa.

Velos

Veils

El velo es uno de los componentes más tradicionales de cualquier atuendo de boda, y merece ser considerado seriamente. La brisa del océano, especialmente en el Caribe, puede ser maravillosa para tus invitados, pero un dolor de cabeza si tienes un velo largo. Un velo corto que cubra solamente la cara es una buena opción si eso es lo que quieres. Una alternativa linda y romántica a un velo sería una guirnalda en la cabeza o una flor para hacer juego con tu vestido de boda.

Calzado Cómodo

Footloose

El consejo más importante que podemos darte sobre el calzado es elegir los zapatos que sean más cómodos para caminar. Los tacones altos no se ven bien en la playa, por lo que, a menos que vayas a recorrer un paseo marítimo, te recomendamos zapatos bajos o coquetas zapatillas. Siempre podrás usar tus tacones asesinos en la recepción, donde estarás en terreno sólido (después de todo no hay mejor razón para los cambios de guardarropa múltiples que una boda). Si quieres ir más hippie podrías ir descalza.

Lo que sea que elijas, cualquier estilo de vestido de boda para la playa, cualquier calzado que uses, te instamos a seguir tu corazón y cerciorarte de que tu gran día sea todo lo que quieras que sea. ¡Una boda en la playa no tiene por qué limitarse, en absoluto!